Bodas de oro para el Estudiantes tricampeón de América

Bodas de oro para el Estudiantes tricampeón de América 5

El Estudiantes de Osvaldo Zubeldía es uno de los grandes equipos de la historia del fútbol argentino. Más allá de los gustos, no se puede dudar de la marca imborrable que dejó aquel equipo que fue el primero en coronarse tricampeón de América y, además, de manera consecutiva. Su hegemonía en la Copa Libertadores se dio en 1968, 1969 y 1970 cuya final se disputó el 27 de mayo, hace exactamente cinco décadas de un logro que sólo Independiente pudo igualar y superar con su cosechare 197 1975.
Néstor Errea; Rubén Pagnanini, Hugo Spadaro, Néstor Togneri, José Medina; Carlos Bilardo, Carlos Pachamé, Jorge Solari; Juan Echecopar, Marcos Conigliaro y Juán Ramón Verón fueron los titulares que puso Zubeldía para la segunda final frente a Peñarol, que se disputó en el estadio Centenario. El Pincha llegó a Montevideo con la ventaja que había conseguido seis días antes en su vieja cancha de La Plata : había ganado con un gol de Togneri faltando tres minutos para el final del partido. Esa diferencia fue la que terminó dándole otra Copa porque en Uruguay, después de un choque muy parejo, fue 0-0 y así llegó la tercera vuelta olímpica .
Así Estudiantes festejó otra vez en un terreno conocido porque el Centenario también quedó vinculado a la historia del equipo de Zubeldía. Allí ya se había coronado en 1968 frente a Palmeiras en lo que fue el partido de desempate, después de que cada uno había ganado como local. Y en el año siguiente, el rival de la final fue Nacional, al que el Pincha le ganó en Montevideo y luego también en 1 y 57 para transformarse en bicampeón. En el 70, se generó un revuelo cuando los jugadores quisieron dar la vuelta olímpica en una cancha donde había mayoría de hinchas de Peñarol .
Apenas cuatro partidos disputó Estudiantes para quedarse con la Libertadores 70 al igual que en la edición anterior. Eran tiempos en los que el campeón vigente entraba a jugar directamente en las semifinales . Ahí a los platenses les tocó cruzarse con River al que le ganó 1-0 y 3-1 para pasar a la final contra Peñarol . Y el título, claro, los llevó a disputar por tercera vez la Copa Intercontinental. El Pincha la había ganado en el 68 frente al Manchester United y había caído en el 69 contra el Milan. En el 70, Feyenoord fue el rival: fue 2-2 en la Bombonera y derrota por 1-0 en Holanda .
Por supuesto que esas derrotas contra los campeones europeos dolieron, pero Zubeldía y sus futbolistas ya habían escrito la historia grande del club poniendo la piedra fundamental para lo que hoy todos conocen como la escuela pin Un estilo de juego, una manera de defender la camiseta, una forma de vida dentro del plantel. Cincuenta años pasaron de aquella tercera Copa Libertadores que aún sigue brillando como aquel 27 de mayo de 1970.

Source link

Reply